Cuentas bancarias kids: herramientas efectivas para promover el ahorro en niños

El hábito del ahorro es uno de los más difíciles de adoptar y se vuelve casi imposible cuando comenzamos a trabajar o a tener un capital fuerte en nuestras manos. Lo ideal es que desde temprana edad se comience a brindar una educación financiera, para que en futuras ocasiones no tengas que lidiar con él. Actualmente, los bancos cuentan con una herramienta ideal para poder enseñar a los más pequeños de la casa la cultura del ahorro, pero sin dejar atrás el juego y la diversión para que sea una dinámica continua y amena.

 

Una cuenta bancaria para niǹos es un activo en el que los pequeños tienen la oportunidad de medir su economía, es decir, los infantes pueden depositar y retirar dinero dentro de esta cuenta, contando con una tarjeta para poder realizar estas transacciones. Estos ajustes pueden ser controlados por límites previamente puestos o por los mismos padres, además cuentan con un sinfín de beneficios para el menor.

 

Aparte de poder controlar sus ingresos, las cuentas bancarias para niños ofrecen beneficios dentro de la misma, que van desde retiros en cajeros sin comisiones, descuentos en establecimientos, inversiones a plazos, hasta seguros de vida para el padre o tutor. Una de las grandes ventajas de este tipo de cuentas es que no existen comisiones o anualidades, así que puedes tener un backup económico para el futuro de tu hijo sin sufrir las consecuencias de los bancos, sino todo lo contrario, pues también pueden ser remunerados según la cantidad que tengan guardada.

 

Los requisitos para adquirir una cuenta bancaria kids no van más allá de una edad mínima de 8 años, la identificación del padre y el acta de nacimiento del menor, así que solicitarla es más que fácil y sencillo. Conocer las cláusulas financieras desde pequeño puede ir preparando a tus hijos para su futuro financiero, como el día en que adquieran su primer tarjeta de crédito y así puedan darle un uso responsable.